Os cuento un secreto

lelelerele, handmade custom dolls
A veces me pregunto porqué decidí hacer muñecos y peluches. Como ya he dicho alguna vez soy diseñadora y algo que tenía bastante claro desde el principio es que quería producir algo con mis propias manos, poder fabricar mis propios diseños. 
 hecho a mano, benito, conejito tela
Pero lo primero que hice no fueron peluches, empecé haciendome ropa para mi misma, bolsos y complementos. Terminé haciendo muñecos y fueron estos los que lancé a la web, era el producto que realmente estaba dispuesta a hacer mil veces, y después de reflexionarlo mucho mucho mucho me he dado cuenta del porqué.
peluche de mohair
Y es que en algún momento en la creación de cada uno de mis muñecos, los Pocholines o los Benitos, o cualquiera de las muñequitas personalizadas tengo una sensación dificil de describir. A veces lo llamo el momento Geppeto, ese momento en que siento como si el muñeco me mirara, como si tuviera vida ^^
Podéis llamarme loquita si queréis, pero es una sensación que recuerdo con mucho cariño haber sentido cuando era pequeña, cuando miraba a mi osito favorito y sentía como si realmente me acompañara. Esa imaginación infantil que es tan bonita y que perdemos al hacernos adultos me acompaña en forma de flash cuando le “doy vida” a mis peluches, y es tan bonito que necesitaba compartirlo con vosotros, aún a riesgo de que me llaméis loca 😀
handmade, doll, lelelerele
Y vosotros, ¿recordáis vuestro peluche favorito?
¿recordáis alguna sensación como la que yo os describo en vuestra infancia?
¿Teníais algún juguete preferido con el que existiera una conexión especial?
·
·
·
·
Advertisements