anna kras y devendra banhart





De ella me encantan sus lamparas, sus fotos, sus ilustraciones, su cara… De él su música, su locura, su delgadez, su barba, su forma ridícula de bailar, su mirada…

Por separado molan, pero juntos son el equipo perfecto.
En 2011 Ana fué a casa de Devendra, tenía que hacerle unas fotos para una revista, tras cinco minutos él le pidió matrimonio,  ella respondió que no pero se quedó en la casa y siguen juntos desde entonces